Cantabria 03/01/2018

La Reserva cierra de forma brillante el año 2017
La Reserva del Saja cerró 2017 con unos resultados que pueden considerarse más que positivos, lo que permite pensar que, si todo continúa de la misma manera, la campaña se cerrará con unos resultados próximos al récord de capturas.
Pese a que durante los dos últimos fines de semana la actividad ha quedado reducida a un par de jornadas, -las de los sábados-, debido a la celebración de las fiestas navideñas, los resultados cosechados por las cuadrillas que durante estos días han subido al monte han sido realmente buenos, algo que ya no puede sorprender a nadie, dado que la abundancia de jabalíes es patente en la práctica totalidad de los lotes de este espacio cinegético.

A falta de resultados oficiales, la jornada del sábado se saldó con algunas cacerías que sólo pueden calificarse como muy positivas. Por ejemplo, la que se desarrolló el en el lote de Vaocerezo, en la cuenca del Besaya, donde cazó la cuadrilla de Molledo que capitanea Daniel García. En una batida en la que se pudieron escuchar numerosos levantes y en la que se vieron bastantes animales, acabaron abatiéndose los tres ejemplares que autoriza la Administración en esta zona. En esta misma cuenca, en el lote de Fresneda, los corraliegos que dirige Romanín Varela también disfrutaron de una entretenida cacería que acabó con un par de suidos abatidos.

También le fueron las cosas a la cuadrilla que encabeza Bruno Gómez en el lote de La Cestera, en el Nansa, al que le quitaron cinco jabalíes. Un poco más abajo, en El Táladro, la cuadrilla de Rodrigo Pérez consiguió hacerse con tres cerdos salvajes.

En la comarca lebaniega, la cuadrilla de Juan Carlos Díaz actuó en el monte de Arretuerto, de donde se bajó para casa con siete de los 12 animales permitidos. El grupo que dirige Honorio Gutiérrez subió el sábado al monte de Mataseñas, en donde también se hizo con siete ejemplares. Atilano González y su cuadrilla abatieron tres ejemplares en Pámanes. En Bicobres Sur, por contra, las cosas no se desarrollaron igual de bien, ya que Vicente Puertas y los suyos sólo lograron abatir un ejemplar.

Manuel San Román y su cuadrilla se bajaron del lote cabuérnigo de Peña Colsa con un par de ejemplares, mientras que Fernando González y Jaime Molleda consiguieron tocar pelo en las batidas celebradas en San Cifrián y La Miña, respectivamente.
Buena salud

Como ha venido siendo tónica común a lo largo de toda la temporada, al margen de los buenos resultados cosechados, merece la pena destacar que en todas las batidas se ha movido caza, algo que dice mucho en favor de la buena salud que parece presentar la población de jabalíes en la Reserva del Saja, situación que se puede hacer extensiva a la práctica totalidad de cotos de la región, donde también se están consiguiendo unos magníficos resultados.

Tanto en los montes situados en la zona sur, en el valle de Valderredible, como en los de las cuencas del Pas, del Miera o en la más oriental, la del Asón, la abundancia de jabalíes está permitiendo a las cuadrillas disfrutar de una temporada a la que todavía le quedan por delante cinco fines de semana de intensa actividad.