Volver

02/10/2017
Los cazadores denuncian la pérdida de biodiversidad que está provocando el cerdo vietnamita en la Comunidad Valenciana

La Asociación de Entidades de Caza de la Comunidad Valenciana (ADECACOVA) quiere denunciar públicamente, con el objeto de que la autoridad competente ponga las medidas adecuadas, para parar la pérdida de biodiversidad que están provocando los cerdos vietnamitas en nuestro patrimonio natural.


Al parecer lo que ha ocurrido es que algunos urbanistas han adquirido cerdos vietnamitas como mascotas y, cuando se han cansado de ellos o se han hecho demasiado grandes para atenderlos en casa, los han soltado en el medio natural, en nuestros montes y campos. Estos viven junto a jabalíes, o se han cruzado jabalíes con cerdo vietnamita desarrollando híbridos que algunos cazadores ya les llaman jabamitas o cerdolís, con diferentes aspectos y tamaños, los cuales se están propagando por toda la Comunidad Valenciana, como está ocurriendo en Madrid, Cataluña, Castilla y León, Aragón, Navarra, etc.

Los cazadores son respetuosos y no están en contra de que se posean estos animales en el medio urbano y conforme se establezca por la ley; lo que no es admisible es que estos cerdos vietnamitas, que poco o nada tienen que ver con nuestras especies silvestres autóctonas del medio natural y rural, se suelten a lo largo y ancho de toda la Comunidad Valenciana, sin que la autoridad competente mueva un solo dedo para evitarlo.

Desde hace años se viene advirtiendo: que estos cerdos vietnamitas se estaban soltando, y se estaban cruzando con jabalíes silvestres en diferentes puntos de nuestra Comunidad. Los primeros avistamientos aparecieron en Alicante, y se advirtió por parte de los cazadores a la Administración de ello, en diferentes ocasiones en el seno del Consejo Valenciano de la Caza. Ahora se están viendo por el resto de territorio de la Comunidad Valenciana.

La Asociación de Entidades de Caza de la Comunidad Valenciana (ADECACOVA) alerta de que estos especímenes no deben de estar en nuestros campos y montes: produciendo daños a los agricultores; poniendo en peligro a las personas que se puedan cruzar con ellos al ser animales acostumbrados a no temer a las personas, cruzado con uno salvaje y de fiero instinto, cuyo comportamiento es impredecible y que alcanza mucho más peso que un jabalí autóctono; arrebatando y alterando la genética de nuestro rico y variado patrimonio natural y su biodiversidad; y perjudicando a los titulares de los cotos por su presencia, al sustituir un jabalí silvestre con un valor de 150 ó 300 euros (según la propia Administración) por un cerdolí, que no tiene ningún valor económico. Y se advierte de la posible responsabilidad patrimonial derivada de la pasividad, inactividad o falta de actuación de la Administración Pública, al no adoptar las medidas adecuadas para evitar dichos daños y perjuicios.

ADECACOVA es consciente de que estos cerdos vietnamitas o cerdolíes no deben estar en nuestro medio natural, por eso hace un llamamiento público a todas las autoridades competentes en ello, con el fin de que actúen con premura: legislando el problema; controlando a los que los poseen, y exigiendo que cumplan la legislación; persiguiendo, a través de los agentes de autoridad, a quienes incumplen la ley soltándolos; extrayendo aquellos que ya están; y dando las herramientas a quienes proceda, para que ayuden a solucionar este problema.

GABINETE DE PRENSA DE ADECACOVA.

 

 

 

 

 

Comentarios

 

 

Si lo desea, puede insertar un comentario. Procure que sus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo.

Nombre

Comentario